Play It, Sam: 7 surprises that brought the Premier League this 17-18 season.

Si quieres leer la versión en español, haz clic aquí.

If you want to read the Spanish version, go here.

This article was written by Samuel López, like the rest in this category.

 

 

Hello everyone, I had time without being able to write an article for the blog since last year; sorry, college has been heavy and I want to finish that @% & # fast and that’s why I was absent all this time. I hope to write double, triple or quadruple more this year for you my fans (right). As you know, the Premier League is my favorite European football league:my team plays there, it’s the most competitive, etc. Therefore I hope to talk a lot about this league throughout the year–obviously this article will be about it.

 

So far this season there are some players who really came to surprise me because of their goalscoring ability, their styles of play and other attributes as well as their weekly performances on the field. I did not want to do only five, I’ll pull off a Dross and I’ll name seven, because like him it seems like a perfect number for tops. Alright, let’s start!

 

  1. Glenn Murray

Sorpresas

The 34-year-old forward from Brighton & Hove Albion F.C. has managed to surprise many for his performances so far this season due to several reasons: his age, Brighton being a newly promoted side and his current 11 goals in the league, which in spite of being a relatively short amount for a center forward has been enough to surpass the likes of Alexandre Lacazette, Wayne Rooney, Alexis Sanchez, among others. This team itself has had a remarkable campaign, being able to beat Arsenal, Swansea City and West Ham among other teams, being the veteran Murray the protagonist of almost all these matches.

  1. Abdoulaye Doucouré

 Sorpresas2

Being a defensive midfielder and at the same time being the star and best player on your team is something unique that not many can brag about. Well, Abdoulaye Doucouré is one of those few who can claim to be one. He is currently the player with the most minutes on Javi Gracia’s team, scoring 7 times and assisting another 2 in the league, also being the team’s biggest passer with a completion rate of 84%. The amount of good French midfielders is very enviable, borderline on ridiculous; here’s hoping he gets a call-up to his national side.

  1. Pascal Groß

Britain Soccer Premier League

The second Brighton player to enter in this top, and also one of the most important of the team at that. Coming from FC Ingolstadt of Germany for a sum of 3 million euros –an absolute bargain in this market-, Groß has become a key player in Chris Hughton’s squad, being the top assister of the team with 8 contributions to goal–half of these were for Murray, who the latter named the German as the best sidekick he has had throughout his career.

  1. Raheem Sterling

Sorpresas4

Personally, I have never been a huge Sterling fan, neither now nor in his time at Liverpool. But that does not mean that this season has not surprised me enough for him to take the 4th place in this top. He did not show much in the past few seasons, perhaps that 13-14 with Liverpool being the last time he played an important role; he is currently doing it again this time with Guardiola, managing to produce 24 goals: he has scored 17 and has 7 assists in the league, becoming an extremely influential figure for the Citizens.

  1. Nicolas Otamendi

 Sorpresas5.jpg

Otamendi is currently playing as prime Maldini, it’s that simple. In my opinion, he was never bad to begin with; in Kompany’s absence due to his many injuries, the Argetinian was Manchester City’s best center-back, only that his aggressive and ruthless style was never well seen in England, but for yours truly that’s what defines a defender, being rude. I am far from being a City supporter, but I hope that the Otamendi – Laporte duo will be one of the best partnerships in the world, and I hope that these good performances will be shown in his national team.

  1. Andreas Christensen

Sorpresas6

Let’s be honest here, Christensen is too good for his age. He has become a key player for a Chelsea side that is not even the shadow of last season (I still have traumas about that 2015/16 season, it was horrible). His elegant style of play, his passing and his ability to play calm in difficult situations are only some of the things that define him. Destined to be world class, I would never think that he would become so good and important so soon for the team. A diamond in the rough, you could say. An important piece that the Danish national team will take into account for the present and for the future. As a Chelsea supporter I hope he stays with us for many more years.

 

  1. Mohamed Salah

Sorpresas7

This I did not ever expect. I knew that Salah was good, but I didn’t think he would amount to this: to come from Serie A and soon to finish the season as the top scorer of the Premier League is something unique, is not it? Well, he’s about to achieve it. If his jersey was blue with red details, was shorter and his hair was smooth we would confuse him quickly with a certain Argentine star (well, do not people call him the “Egyptian Messi”? He has the right to be called like that) He has 30 goals and 9 assists in 32 games, an absurdity in every sense of the word.

Well, with this article I say goodbye for now. There were few surprises and I’m sure I left out some players that you guys expected to be on the list; perhaps I’d write a second part if you like it. I also accept recommendations from you about future articles; I do not always have ideas so any help is very welcome here.

I’ll see you guys later, until next time.

Anuncios

Play It, Sam: 7 sorpresas que nos trajo esta temporada 2018 de la Premier League.

Si quieres leer la versión en inglés, haz clic aquí.

If you want to read the English version, go here.

Este artículo fue escrito por Samuel López, como todos en esta categoría.

Hola a todos, tenía tiempo sin poder subir un artículo al blog –desde el año pasado de hecho-; lo siento, la universidad está pesada y quiero terminar esta @%&# rápido y por eso me ausenté todo este tiempo. Espero poder escribir el doble, triple o cuádruple de notas este año para ustedes, mis fans (claro). Como saben, la Premier League es mi liga favorita; mi equipo juega allí, es la más competitiva, etc. Por lo tanto espero hablar mucho de esta liga a lo largo de este año; evidentemente este artículo será sobre este campeonato.

 

De lo que va de la actual temporada hay algunos futbolistas que realmente llegaron a sorprenderme debido a su capacidad goleadora, sus estilos de juego y otros atributos tanto como sus actuaciones semanales en el campo de juego. No quise hacer solo cinco; aplicaré la de DrossRotzank y nombraré siete, porque al igual que él me parece un número perfecto para tops. ¡Muy bien, empecemos!

 

  1. Glenn Murray

Sorpresas.jpg

El delantero de 34 años del Brighton & Hove Albion F.C. ha logrado sorprender a muchos por sus actuaciones en lo que va de la temporada debido a varias razones: su edad, el Brighton siendo un equipo recién ascendido y sus actuales 11 goles en liga, que a pesar de ser relativamente pocos goles para un delantero centro supera esta temporada a goleadores como Alexandre Lacazette, Wayne Rooney, Alexis Sanchez, entre otros. Este equipo en si ha tenido una campaña bastante destacable, siendo capaces de ganarles al Arsenal, Swansea City y West Ham entre otros equipos, siendo el veterano Murray el protagonista de casi todos estos encuentros.

  1. Abdoulaye Doucouré

Sorpresas2

Ser un mediocampista defensivo y al mismo tiempo ser la estrella y mejor jugador de tu equipo es algo único que no muchos pueden lograr. Bueno, Abdoulaye Doucouré es uno de esos pocos de los que pueden alardear serlo. Actualmente es el jugador con más minutos en el plantel de Javi Gracia, logrando anotar 7 veces y asistir otros 2 en liga, también siendo el mayor pasador del equipo con un ratio de completación de un 84%. La cantidad de buenos mediocampistas franceses es muy envidiable e incluso roza en lo ridículo; esperemos que sea convocado a la selección.

  1. Pascal Groß

Sorpresas3.jpg

El segundo jugador del Brighton en este top, y también uno de los más importantes del equipo. Proveniente del FC Ingolstadt de Alemania por una cantidad de 3 millones de euros  -ciertamente una ganga en este mercado-, Groß se ha convertido en un pieza clave en el plantel de Chris Hughton siendo el máximo asistidor del equipo con 8 aportes a gol, la mitad de estas fueron para Murray, quien este último nombró al alemán como el mejor sidekick que ha tenido a lo largo de su carrera.

  1. Raheem Sterling

Sorpresas4.jpg

En lo personal, nunca he sido un gran fan de Sterling; ni ahora ni en su etapa en el Liverpool. Pero eso no quiere decir que esta temporada no me haya sorprendido lo suficiente para llevarse el 4to puesto en este top. Las pasadas temporadas había dejado mucho que desear, quizás desde aquella 13-14 con el Liverpool donde jugó un papel importante; pues actualmente lo está haciendo de nuevo esta vez con Guardiola, logrando producir 24 anotaciones: 17 goles y 7 asistencias en liga, extremadamente influyente para los Citizens y su nuevo título de Premier League.

  1. Nicolás Otamendi

Sorpresas5

Otamendi actualmente está jugando como prime Maldini, así de sencillo. A mi parecer, él nunca fue un mal jugador en absoluto; en la ausencia de Kompany por sus varias lesiones era el mejor central del Manchester City, solo que su estilo agresivo e implacable nunca fue bien visto en Inglaterra, pero para un servidor eso define a un defensa: el ser rudo. Estoy lejos de ser un seguidor del City, pero espero que la dupla Otamendi – Laporte sea una de las mejores del mundo, y también espero que esas buenas actuaciones las demuestre en la selección argentina.

  1. Andreas Christensen

Sorpresas6

Seamos sinceros, Christensen es demasiado bueno para su edad, se ha convertido en una pieza clave para un Chelsea que no es ni la sombra del de la temporada pasada (aún sigo con traumas de esa temporada 2015/16, fue horrible). Su estilo de juego elegante, sus pases y su habilidad de jugar calmado en situaciones de alta presión son solo algunas de tantas cosas que lo definen. Destinado a ser world class, jamás pensaría que llegase a ser tan bueno e importante tan pronto para el equipo. Un diamante en bruto, se le podría definir. Una pieza que la selección nacional danesa tomará en cuenta para la actualidad y para el futuro. Como seguidor de los Blues espero que se quede por muchos años más con nosotros.

  1. Mohamed Salah

Sorpresas7

Esto no me lo esperaba jamás, no lo digo en broma. Sabía que Salah era bueno, pero no lo era a este nivel: llegar de la Serie A y pronto terminar la temporada como el máximo goleador de la liga inglesa es algo bastante importante, ¿no es así? Bueno, está a punto de lograrlo. Si su jersey fuese azul con detalles rojos, fuese más bajo y su cabello fuese liso lo confundiríamos rápidamente con el astro argentino (bueno, ¿no lo llaman el “Messi egipcio”? Tiene el total derecho de que lo llamen así). Lleva 30 goles y 9 asistencias en 32 partidos, una grosería en todo el sentido de la palabra.

Bueno, con este artículo me despido por ahora. Fueron pocas las sorpresas y estoy seguro que dejé por fuera algún futbolista que esperaban que estuvieran en la lista; tal vez haga una segunda parte, si a ustedes les gusta. También acepto recomendaciones de ustedes sobre futuras notas, no siempre tengo ideas, así que cualquier ayuda es muy bienvenida aquí.

 

Nos veremos luego, chicos, hasta la próxima.

Stories of Interest: Allegri, the most hated director of Turin.

If you want to read the Spanish version, click here.

Si quieres leer la versión en español, haz clic aquí.

This article was written by our new writer and Serie A expert, Dani Turcios.

“Characteristics of three midfielders in a midfield of three” Titled the thesis of Massimiliano Allegri on July 7, 2005 to get his degree as a manager in Coverciano. Such formation that he excelled with at Cagliari, Milan and in his first year at Juventus. A tactical move that, in my opinion, could have changed the course of the painful defeat in Cardiff, and the most recent 0-3 suffered at the Allianz Stadium last Tuesday against Real Madrid once again.

When we talk about Allegri in the bianconero community, the subject goes beyond one of the most successful technicians in the glorious history of Juventus, there is usually a debate. Despite of his great record with the club of Vinovo, most fans have great dissatisfaction with the managerial skills of the coach from Livorno. Unfair, many would say, considering everything he has achieved. But football is like life: sometimes it does not matter how many times you have done well; sadly, you’re remembered by the few times you fail. His stubbornness and arrogance while managing the team is something that the bianconero fans have never been able to digest. These are the same characteristics that describe “Max” as a person since childhood.

Allegri (3)

“I was a quiet and calm boy, and I always hated school, my mother used to say ‘Massi! You cannot miss classes and exams! You must learn about Napoleon!’ At fourteen I hated it! I still do! I remember sitting in class one day, the teacher was angry at me for something I had done that day, and I had an epiphany; I said to myself: ‘Maybe I’m not supposed to be a great student. But I might become a great director’” Such a phrase is forever embedded in his life.

Being a player, in his debut, the sports director, Italo Allodi, described him as “A very talented midfielder, but with a somewhat obnoxious character”. A hard-headed person, if we avoid being too explicit. A conservative midfielder at the beginning of his career to later become a more enthusiastic one, he always had differences with his coaches. Not for the lack of playing time, but as a player he already had a clear idea of what the team should play as he envisioned it in his mind. He began his professional career at Cuoipelli of Santa Croce sull’Arno. Then he moved to Livorno, his hometown team and in 1989 he made his Serie A debut with Pisa playing against Milan. In 1991 he was noticed by Pierpaolo Marino who wanted him at all costs in his Pescara, where he met Giovanni Galeone. With Pescara he won the promotion to Serie A and played an extraordinary season scoring 12 goals in 31 games. After the experience in Pescara he moved to Cagliari, then to Perugia and then to Padua. In the 1997-1998 season he returned to Serie A playing for Napoli. He concluded his career with Aglianese.

As a coach, he explained how he rejected his first offer to manage Pistoiese because they demanded him to go to school for a month, five hours a day, to obtain his coaching license. He rather chose to study in Coverciano, where after fifteen days and a thesis, he could obtain it. He debuted in 2003 on the bench of the Aglianico. Then he passed to la Spal, Grosseto (twice), Lecco and Sassuolo who he helped promote from the C1 division. Afterwards, Cellino took him to Cagliari making where he made his Serie A debut, winning the Golden Bench award as the best coach in 2009 while gaining praise in the Sardegna club for the style of play exposed. From 2010 to 2014 he sat on the bench of Milan winning the Italian Supercup in 2011 and a Scudetto; he was sacked after bad results. Something to highlight is that Allegri had problems in the locker room with several players, besides that Milan’s owner at that time, Silvio Berlusconi, began to disarm the team selling important players like Ibrahimovic and Thiago Silva to PSG to fix their financial problems. Massimiliano tried at all costs to rejuvenate a team having little support from the administration. He was fired after a loss against Sassuolo where Domenico Berardi scored four goals against his team. Since 2014 he has been managing Juventus, winning three consecutive championships and three Coppa Italia, one SuperCoppa and playing two Champions League finals. Two best manager awards and the national prize Enzo Bearzot in 2015.

Allegri (4)

His arrival in Turin was anything but welcoming, replacing a bianconeri idol like Antonio Conte and having his not-so-pleasant moments with the Juventinos in the past. After almost four years, he has become one of the most successful tacticians in the club, but something that has failed to win is the heart of most of the Juventinos. A manager labeled as “cowardly” and “mediocre” by many. Perhaps the way he handles himself outside the field is not the most likable. In modern football, the attitude both on and off the pitch is something that matters, and Allegri was never that type of coach who has the charisma with his players or the fans. He is a principal, a director, a commander. A personality totally opposed to that of Conte who maintained a deep connection with all his players and the fans. I consider that despite surpassing Antonio in results and stats, this is at the core of the hatred against Allegri.

On the pitch, he says, “you fans and journalists talk about the 3-5-2, 4-5-1 or 4-4-2, for me all this is irrelevant, since on the field a 4-5-1 offensively can easily turn into a 4-2-4; movements on the field and tactics always vary while the game is at play” Praised many times for being an Italian tactician who sometimes shows a “not very Italian” attitude since his teams hold technical attributes above all. That has little matter to many that do not forget the bad image of the painful losses in Munich in 2016, in the final in Cardiff and in the last game against Real Madrid on Tuesday. Week after week it’s a shower of criticism towards Max for the predictable and petty game sometimes exposed according to many, despite wanting to implement an opposite idea.

Allegri

Silence in the Allianz Stadium, a bitter face in the coach of Livorno which expresses his impotence and rage. The ghosts of Cardiff return to Turin, a three to zero that does do justice to what was exposed on the pitch, and once again, Allegri collides with the same wall that prevents him from entering history. As a fan of “Max”, this time I blame him as I did Cardiff for not learning from his errors. He played into Real Madrid’s mental game by wanting to play at equal terms against them. Next ninety minutes at Wednesday in Madrid represent much more than just turning back an adverse result; the future of the bianconeri is at hand, including that of the coach. And despite that it happened more than 10 years ago, the ghosts of Calciopoli are still wandering in Italy, where year after year they watch how the more popular and financially profitable leagues have taken away the lead role in world football, a throne that was theirs in the past.

The challenges that Juventus fave in world football, not only does it represent the glory of the club, but the one of a whole nation that lived glorious times over ten years ago. The future is not encouraging, the pressure increases, and much is on the shoulders of one of the most unfairly criticized managers in the boot shaped country. As fans of the Serie A, we look forward to the return of our football to the top, which is so close and yet so far. A win is only tied with the hope that against almost impossible feats in the past, “Massi” exposed his managerial expertise and has amazed the whole world

Allegri (2)

An anecdote from ’92 states how Allegri left his future wife just two days before the wedding. A metaphor that perfectly fits in that step that he’s still yet to take in Europe, to finally be able to marry European glory because like in life, in football nobody remembers those who “almost” reach glory–only the winners are remembered. Max, you represent much more than Juventus, because if you overcome your few limitations, your fears, your barriers, you not only win personally, you not only wash yourself from the image of the most hated manager in Turin, but you will win for all of Italy.

A sleeping giant, who wants to be reborn.

Historias de Interés: Allegri, el director más odiado de Turín.

If you want to read the English version, click here.

Si quieres leer la versión en inglés, haz clic aquí.

Este artículo fue hecho por nuestro escritor y expertode la Serie A, Dani Turcios.

“Características de tres mediocampistas en un mediocampo de tres”, titulaba la tesis de Massimiliano Allegri el 7 de Julio del 2005 para poder obtener su licenciatura entrenador en Coverciano; tal formación que llegó a perfeccionar con el Cagliari, el Milan y en su primer año en la Juventus. Un parado táctico que, en mi opinión, pudo haber cambiado el rumbo de la dolorosa caída en Cardiff, y el reciente 0 a 3 sufrido en el Allianz Stadium el pasado martes frente al mismo Real Madrid.

Cuando hablamos de Allegri en el populo bianconero, más allá del hecho de que es uno de los técnicos más exitosos en la gloriosa historia juventina, suele haber un debate. Porque a pesar de su gran record con el club de Vinovo, la mayoría tiene una gran insatisfacción con el andar del técnico de Livorno. Injusto, dirían muchos por todo lo que ha logrado. Pero el fútbol es como la vida: a veces no importa cuántas veces lo hayas hecho bien, tristemente, te recuerdan por las pocas veces que fallas. Y es que su terquedad y soberbia a la hora de gestionar al equipo es algo que la afición bianconera nunca ha sabido digerir. Son estas mismas características que describen a “Max” como persona desde su niñez.

Allegri (3).jpg

“Era un chico callado y tranquilo, pero siempre odié la escuela. Mi madre me decía ‘¡Mia madre, Massi, no puedes perder clases y los exámenes! ¡Debes aprender sobre Napoleón!’ ¡A mis catorce años lo odiaba! ¡Lo odio! Sentado en clases un día, el maestro estaba enojado conmigo por algo que había hecho. Ese día tuve una epifanía. Me dije a mi mismo: ‘Tal vez no estoy hecho para a ser un gran estudiante, pero sí para convertirme en un gran director.’” Tal frase es algo que ha marcado al míster toda su vida.

Siendo un jugador, en su debut, el director deportivo, Italo Allodi, lo describió como “un mediocampista con mucho talento, pero con un carácter un poco cansón”. Un testarudo, por no usar calificativos más explícitos. Un centrocampista mixto y conservador en sus inicios, para luego convertirse en uno más entusiasta, siempre tuvo diferencias con sus entrenadores. No por falta de minutos, pero como jugador ya tenía una idea clara de que el equipo debía jugar como él lo visionaba en su mente. Comenzó su carrera profesional en el Cuoipelli de Santa Croce sull’Arno. Luego se trasladó a Livorno, equipo de su ciudad natal y en 1989 hizo su debut en la Serie A en el Pisa jugando contra el Milan. En  1991 fue notado por Pierpaolo Marino que lo quería a toda costa en su Pescara, donde conoció al técnico Giovanni Galeone. Con el Pescara ganó la promoción a la Serie A y juega una temporada extraordinaria anotando 12 goles en 31 partidos jugados. Después de la experiencia en el Pescara se mudó a el Cagliari, luego a Perugia y luego a Padua. En la temporada 1997-1998 regresó a la Serie A jugando para el Napoli. Concluye su carrera como jugador con el Aglianese.

Como entrenador, él mismo expresó que rechazó  la primera oferta del Pistoiese porque le demandaban ir a la escuela por un mes, cinco horas al día, para obtener su licencia de entrenador. Se decantó por estudiar en Coverciano, donde después de quince días y una tesis podría obtener esta misma. Debutó en el 2003 en el banquillo del Aglianico. Después pasó por la Spal, Grosseto (dos veces), Lecco y Sassuolo, a quien ascendió en la serie C1. Después, Cellino lo llevó al Cagliari, donde hizo su debut en la Serie A ganando el premio al Banquillo de Oro como el mejor entrenador en el 2009 y destacando en el club de Sardegna por el fútbol expuesto en la cancha. Del 2010 a 2014 se sentó en el banquillo de Milán ganando la Supercopa Italiana en 2011.y un Scudetto; sería despedido en el 2014 producto de malos resultados. Hay que resaltar que Allegri tuvo problemas en el camerino con varios jugadores, además de que el dueño del Milan en esos tiempos, el conocido Silvio Berlusconi, empezó a desarmar al equipo vendiendo a pilares como Ibrahimovic y Thiago Silva al PSG para poder equilibrar la economía del club. Massimiliano intentó rejuvenecer al equipo a toda costa teniendo poco apoyo de la dirigencia. Sin éxito alguno, fue despedido después de perder ante el Sassuolo con cuatro goles de Domenico Berardi. Desde el 2014 ha sido entrenador de la Juventus ganando tres campeonatos consecutivos y tres Coppa Italia, una SuperCoppa y dos finales de Champions. Dos premios al mejor entrenador, y el premio nacional Enzo Bearzot en el 2015.

Allegri (4)

Su llegada a Turín fue todo menos bienvenida, reemplazando a un ídolo bianconero como Antonio Conte y teniendo sus momentos no tan agradables con los juventinos. Después de casi cuatro años, se ha convertido en uno de los técnicos más ganadores, pero algo que no ha logrado ganar, es el corazón de la mayoría de los juventinos. Un técnico tildado de “cobarde” y “mediocre” por muchos; tal vez no encaja por la forma de manejarse fuera de las canchas. En el fútbol moderno, la actitud tanto dentro como fuera del campo es algo que pesa, y Allegri nunca fue aquel entrenador que se encariña con sus jugadores o con la afición; él es un “preside”, un director, un comandante. Una personalidad totalmente adversa a aquella de Conte que mantenía una conexión profunda con todos sus jugadores y la hinchada. Considero que a pesar de sobrepasar en resultados y juego a su predecesor, éste es el pensamiento al núcleo de la insatisfacción por Allegri.

En la cancha, él dice que “ustedes los fanáticos y periodistas hablan del 3-5-2, 4-5-1 o 4-4-2. Para mí todo esto es irrelevante, ya que en la cancha un 4-5-1 en el ataque se convierte en un 4-2-4; los movimientos en la cancha y parado táctico siempre varían”. Elogiado muchas veces por ser un técnico italiano que a veces demuestra una actitud “poco italiana” ya que sus equipos manejan la técnica sobre todo. Tantos elogios no lavan la mala imagen de las dolorosas derrotas en Múnich en el 2016, en la final de Cardiff y el último partido ante el Real Madrid. Semana tras semana es lluvia de críticas hacia Max por el juego predecible y mezquino a veces expuesto, a pesar de querer implementar una idea contraria.

Allegri.jpg

Silencio en el Allianz Stadium, una cara amarga en el técnico de Livorno que exponen su amargura e impotencia. Los fantasmas de Cardiff regresan a Turín, un tres a cero que no reflejan lo expuesto en la cancha, y una vez más, Allegri choca con la misma pared que le impide entrar en la historia. Como fanático e hincha de “Max”, está vez lo culpo como en Cardiff por no aprender de las lecciones. Y es que olvidar su ideología de jugar con tres en el medio, con un mediocampo liviano de solo dos pivotes y querer jugarle de tú a tú a uno de los equipos más técnicos del mundo ya había demostrado ser la forma errónea de encararlos.  En los noventa minutos que quedan en Madrid se juega más que una cuesta difícil de escalar. Se juega el futuro del club bianconero, incluyendo el del técnico. Y es que a pesar de que pasó hace más de 10 años, los fantasmas de Calciopoli siguen rondando en Italia, que ven como año tras año las ligas más mediáticas y ricas en lo financiero le han quitado el puesto de protagonistas en el fútbol mundial.

La carrera de la Juventus en el fútbol mundial no solo representa la gloria del club sino también la de toda una nación que vivió épocas gloriosas hace diez años. El futuro no es nada alentador, la presión aumenta, y hay mucha carga en los hombros de uno de los hombres más criticados injustamente en el país de la bota. Como fanáticos de la Serie A, esperamos con ansias el regreso de nuestro fútbol, que se ve cerca y a la vez lejos. De esperanza quedan los muchos partidos que ante resultados adversos, “Massi” expone su sabiduría de director y sorprende al mundo entero.

Allegri (2).jpg

Cuenta la anécdota, que en el 92′, Allegri dejó a su futura esposa dos días antes de la boda. Una metáfora que perfectamente cabe en ese paso que le falta dar en Europa, para poder al fin contraer matrimonio con la gloria en Europa. Porque el fútbol, como en la vida, nadie recuerda a los que “casi” hacen la hazaña, sino a los ganadores. Max, representas mucho más que la Juventus, porque si vences tus pocas limitaciones, tus miedos, tus barreras, no solo ganas personalmente, no solo lavas tu imagen del técnico más odiado de Turín, si no que ganas por toda Italia.

Un gigante dormido, que quiere renacer.

Scouting: ¿Quién es Franck Kessie y qué le aporta al Milan?

“Si piensas que eres demasiado pequeño como para hacer una diferencia, es que no has dormido nunca con un mosquito en la habitación.”

– Proverbio africano.

 

El Milan es uno de los clubes más grandes en el fútbol mundial por influencia, títulos conseguidos y repercusión en todos los estratos de este deporte. Indiferentemente del equipo que apoyemos o la perspectiva que tengamos del fútbol, esto es un hecho innegable. Por lo tanto no es extraño decir que su caída en desgracia desde probablemente el 2012 ha supuesto una gran pérdida en este deporte durante todos estos años. El fútbol, en especial el italiano, necesita del Milan y de su contraparte local, el Inter. Y si bien ha habido intentos más arriesgados que otros y todos han resultado en fracasos en Milanello, finalmente han encontrado al capitán para liderar el barco de rojo y negro como es Vincenzo Montella, un hombre que es, a mi criterio, uno de los entrenadores más prometedores en la actualidad.

 

Con un equipo muy limitado, Montella sacó sangre de las piedras y logró que el Milan clasificara a la Europa League tras una ausencia importante, y ganando su primer título en mucho tiempo al derrotar a la Juventus en la Supercopa Italiana, en un partido muy emotivo. Montella sabe trabajar con poco, pero el Milan debe recuperar sus estándares que lo hicieron grande y un grupo chino que ha adquirido al club, tras casi cuatro décadas de pertenecerle a Berlusconi, se ha puesto manos a la obra con una plétora de contrataciones y ventas. Jugadores como el lateral zurdo Ricardo Rodríguez (Wolfsburgo), el delantero André Silva (Porto), el central Matteo Mussachio (Villarreal), el delantero Fabio Borini o el mediocampista creativo Hakan Calhanoglu (Bayer Leverkusen) han sido contrataciones que marcan una mejora considerable en el equipo italiano, pero para mí la más importante y más significativa, la de mayor ambición y de golpe en el mercado, ha sido la del protagonista de este artículo: el marfileño Franck Kessie del Atalanta.

La gran temporada del club de Bérgamo mostró a un equipo que jugaba un fútbol atractivo, de mucha presión y que disponía de una gran generación de futbolistas jóvenes, como suele ser costumbre en una gran academia como la del Atalanta. Y si bien jugadores como Andrea Conti, Alejandro Gómez o Gagliardini (que se fue al Inter en el mercado invernal) pueden ser considerados los mejores y más importantes para la consecución del cuarto lugar del Atalanta, un servidor se queda con Kesise para ese premio y doblaré la apuesta: creo que Kessie es el que más lejos llegará en su carrera. ¿Por qué? Vamos a ver.

 

No hay mucho que decir de la trayectoria de Kessie ya que tiene solamente 20 años: comenzó en el equipo de la capital de su Costa de Marfil, el Stella Club en Abidjan, en el 2014 y fue contratado por el Atalanta un año después, siendo cedido durante la campaña 2015-16 en el Cesena en la Serie A. Sería en esta última temporada que acaba de terminar donde el marfileño sin impondría en el club de Bérgamo, convirtiéndose rápidamente en el motor del Atalanta, aportando creatividad y esporádicos momentos de genio cuando el equipo lo necesitaba.

Muchas personas se han apresurado para comparar al internacional africano con su compatriota, Yaya Touré, debido al hecho de que se desempeñan en la misma posición y si bien es cierto que disponen de características similares (potencia física, buen pie y llegada al arco rival), pienso que el mediocampista del City es más elegante en su manejo del balón mientras que Kessie es más industrial, más trabajador, aunque eso no le quita que tiene un manejo exquisito del balón. Junto con la irrupción de Naby Keita en el RB Leipzig y la de Diawara en el Napoli, creo que estamos ante los tres prospectos más interesantes y prometedores en el fútbol africano.

 

Entonces, ¿por qué el ahora exjugador del Atalanta puede ser tan importante para el Milan? Bueno, primero que nada hay que destacar que los partidos se definen en el dominio del mediocampo y calidad de talla mundial le ha faltado al Milan en esta área por muchos años. Atrás han quedado los tiempos en los que Seedorf o Pirlo deleitaban el San Siro con su fútbol y si bien es cierto que Montella obtuvo resultados el año pasado con estos jugadores, Montolivo, Mati Fernández, Sosa o Locatelli no cuentan con la potencia física para momentos de presión (como pasaría contra el Napoli o la Roma, por ejemplo) ni la consistencia suficiente. Si bien es cierto que Kessie es solamente un muchacho todavía, ya ha mostrado más entereza para manejar los hilos del Milan y cuenta con la mixtura necesaria entre fortaleza física, atletismo para correr de ida y vuelta y manejo del balón que debe tener un jugador de la estatura del club rossonero.

 

Jugadores como Locatelli o Mati Fernández pueden aportar la finesa y la técnica que todo mediocampo necesita –un servidor no aprecia mucho a Sosa o Montolivo, si les soy sincero-, son algo suaves en el aspecto físico y eso es algo que en el fútbol moderno no se puede permitir: se requiere balance entre técnica y fuerza física, a no ser que cuentes con un mediocampo consistente de Pirlo, Scholes y Modric para tener el balón durante 80 minutos del partido (cosa que el Milan no tiene). Kucka, un futbolista que me gusta bastante, es batallador, pero ya no es un chico y no cuenta con el potencial para alcanzar los estratos que Kessie sí puede alcanzar.

No quiero decir que Kessie los va a llevar a ganar el Scudetto este año; pienso que la meta debe ser la calificación a la UEFA Champions League este año y reforzarse aún más para el año entrante. Pero ciertamente es un paso en la dirección correcta porque es una contratación que mejora el mediocampo en prácticamente todos los aspectos posibles y da un golpe en el mercado más importante de lo que muchos pueden creer: Kessie era codiciado por algunos de los clubes más importantes en el mundo y el Milan, venido a menos, puedo hacerse con sus servicios. Esto es muy bueno y es una señal de que jugadores prometedores están comenzando a ver a Milanello como una buena plaza para su crecimiento, como lo era hace diez años.

 

Montella es un entrenador que gusta del fútbol de posesión y de la presión; esto es un estilo muy similar al del Atalanta y no dudo en absoluto que Kessie se adaptará rápidamente ya que es un futbolista perfecto para este estilo y el entrenador italiano es conocido por desarrollar a sus jugadores jóvenes. El Milan no solamente necesitaba talento, sino también futuro y eso es lo que han conseguido en el marfileño: una mezcla perfecta entre actualidad y futuro. Ciertamente no es alguien que vaya a ganar los partidos por su cuenta, pero los fichajes hasta el momento lo han rodeado bien y es el tipo de jugador en el que se basan los equipos. Un mediocentro más pasador, quizás en el molde regista de Pirlo, sería un complemento muy beneficioso para el desarrollo de Kessie.

En conclusión, éste es el tipo de fichaje que le ha hecho falta al Milan durante muchos años y que es una muestra de que finalmente se están encaminando por la dirección correcta. El dinero solo no te va a garantizar títulos, pero bien invertido puede ser un gran catalizador; el club italiano hasta ahora ha sido, a mis ojos, el mejor gestionado en el mercado, con el Bayern siendo un segundo cercano. Veamos qué tan lejos llegan con esto, pero solamente diré esto: habrán pocos fichajes en este mercado que superarán a éste.

Zona Cafetera: América, ¿por qué tanta ingratitud para tus ídolos?

Este artículo es de la autoría de Yeison Plazas, como todos en esta categoría.

“A veces el ídolo no cae entero. Y a veces, cuando se rompe, la gente le devora los pedazos.”

-Eduardo Galeano.

Quiero ser bastante sincero frente a este tema: hay equipos que odiaré siempre por el trato que les dieron a sus referentes y uno de ellos es el Real Madrid. Cuando escuché las noticias de que Raúl e Iker Casillas se iban de los merengues y las formas de sus “despedidas”, fue un golpe a mi corazón y éste se rompió en mil pedazos y desde allí le deseo todo el mal del mundo a este equipo.

 

Simplemente porque en mi diccionario personal, la palabra INGRATITUD nunca estará, y cuando se notificó hace unos días y leo ese comunicado cobarde, mal hecho y frio, por parte de las directivas de América, sentí eso mismo cuando pasó en lo citado anteriormente. Hay una diferencia, a los Diablos Rojos los amaré siempre, con o sin Tecla, con o sin Battaglia, con o sin Fabian Vargas o el mismo Ferreira y Ramos. La institución estará y ello es más importante que un jugador.

Pero lo que indigna es el trato, la cobardía por parte de Tulio Gómez y Hernán Torres frente a este tema, de evadir a todo momento cuando se les pregunta el tema de Tecla. Incluso el presidente de los Rojos, en palabras textuales de la semana pasada, dijo que hasta el viernes se sabría la situación de Farías, entre titubeos, inseguridad y un rostro evasivo.

 

Mientras tanto, Tecla, como todo profesional a pesar de su lesión, entrenaba en Cascajal, fue el primero en llegar a la concentración, con la ilusión de seguir y cumplir su promesa retirarse con la roja puesta.

La historia sería otra, el día martes 20 de junio, una fecha que no se olvidará tan fácil, a las 9 de la noche América confirma su salida. Una que se venía rumorando desde semanas anteriores, y hacían ver los rumores fuertes con la llegada del “Queso” Fernández.

Yo respeto al presidente de América. No dudo su honestidad, ¡pero esta vez se equivocó! No escuchó a los hinchas, el clamor de nosotros de dejarlo, a la voz de este pueblo, que respeta tanto a Tecla. Nos heriste y esto va costar en las entradas al estadio. Porque nosotros, LOS HINCHAS, no aceptamos estos gestos. Ya pasó con Juan Manuel Battaglia, con lágrimas en sus ojos en el año ‘89 les rogó a las directivas de ese entonces, dejar defender la casaca y retirarse acá y recibió un ¡NO! como respuesta.

 

Fabián Vargas rogó jugar con nosotros en la B muchas veces y tenía condiciones para hacerlo, pero ustedes le dijeron ¡NO! Paulo Cesar Arango espera otra oportunidad y ustedes dicen ¡NO!, a todos los que aman este equipo los rechazan sin piedad.

Otra parte de la fanaticada es tan desagradecida que se refieren al Tigre Castillo de traidor por errar el penal que nos mandó al infierno, pero no recuerdan sus gestas. Es más, un periodista Valverde, irresponsablemente y por vender su libro América el regreso de un grande, afirmó que este pidió una suma de dinero extra, para jugar bien y no permitir el descenso de los diablos rojos.

 

Pero jugadores sin alma, a esos les abren las puertas. A los Yorleys, Monsalvo, los Tardelis Peña, los españoles, un par de brasileros, entre otros más; desconocidos sin ritmo los reciben, e incluso se atreven a decir que van a dejar todo por la camiseta, y los resultados después del tiempo es ¡nefasto!

A Tecla nada le recriminaré. Es más, les dejo una frase que escribí en un artículo en el día del ascenso: Analizando con detenimiento, en el mismo arco de “Aquel 19” centro de Lucu, y Tecla la para con el pecho y sin dejarla caer GOLAZO, de crack, muy parecido al de Lugo para sentenciar el primer campeonato del Rojo. Abrazos aquí y allá. Lágrimas de todos. Se estaba acabando esta tortura. Se me vinieron las lágrimas, porque Tulio y Torres lo sacaron, pero para nosotros, los hinchas, jamás saldrá de nuestro corazón.

Yo reconozco que cuando se dio el fichaje de Tecla en el 2015, no le tenía fe, es más lo critiqué, porque su presente no era bueno, pero el con cada gol y entrega se encargó de callarme, y se ganó mi cariño por siempre.

Tecla, querido: espero que no tengas rencores con el club, entiendas que esto es el fútbol, pero tu gente siempre estará detrás de ti. ¡Gracias por tanto!, que tengas un futuro lleno de gloria, y puedas retirarte con tu amado Estudiantes y le demuestres a todos que aún tienes fútbol.

Para América: ojalá esta decisión no nos pese, pero hay que replantear el trato que se le da a los ídolos y los héroes.

Para que la hinchada perdone esto, va ser algo difícil.

Scouting: ¿Quién es Niklas Süle y qué le aporta al Bayern Múnich?

“En el universo hay cosas que son conocidas y cosas que son desconocidas; entre ellas, hay puertas.”

– William Blake.

 

El Bayern Múnich, como es el caso de todos los grandes equipos que han mantenido una base por mucho tiempo, ha entrado en una faceta de renovación y eso lo ha demostrado su mercado de fichajes hasta el momento. Poco a poco, los tiempos de los Robben, Ribery, Lahm (retirado), Xabi Alonso (retirado), Müller y demás llegarán a su fin, como es la naturaleza de la vida misma, por lo que el club, sin deseos de que esta renovación llegue un momento más complicado, ha decidido apostar por jugadores jóvenes con una contingente muy alemán. Y si bien cada uno de esos futbolistas son prospectos muy interesantes y que merecerían sus propios artículos por aquí, he decidido enfocarme en quien, es a mis ojos y a mi criterio, el central joven con mayor proyección en toda Europa: Niklas Süle, ahora exdefensor del Hoffenheim y que va a reforzar una zaga defensiva complementada por pesos pesados como Mats Hummels, Jerome Boateng y Javi Martínez. Entonces, ¿quién es este tal Süle y qué puede aportarle al Bayern Múnich?

Bueno, lo primero que podemos decir de este jugador es que estamos tratando con un central que ya goza de una cierta jerarquía puesto que representó a Alemania en los Juegos Olímpicos en Brasil y que ahora está haciendo lo mismo en la Copa Confederaciones, por lo que podemos decir que ya está curtido en este aspecto. Aunado a eso, el futbolista formado en el Hoffenheim ha sido el objeto de interés de clubes tan importantes como el Chelsea, Liverpool, Inter o Milan, decidiéndose al final por el titánico equipo bávaro. Pero hay casos en los que hay que pensar si ambas partes salen beneficiadas de esto, porque la situación actual del portugués Renato Sanches en el Bayern no es la mejor y eso es un espejo en el que Süle puede mirarse.

La realidad es que tiene mucho sentido que el Bayern, en su línea de reforzarse con lo mejor de la Bundesliga, haya decidido apostar por un talento como Süle: el muchacho es rápido, potente, un muy buen pasador y tiene un timing que le ayudará contra los mejores atacantes de Europa en esas noches de Champions League. Podríamos incluso decir que es el prototipo de lo que debería ser un central moderno en todas las facetas, dejando de lado que aún conseguir cierta regularidad como todos los jóvenes. Si agregamos a esta ecuación que si bien Hummels, Boateng y Matínez son todos grandes defensores, pero que ya tienen 28 años cada uno, estamos tratando con un triunvirato de futbolistas que ya están entrando en un cierto declive o que tal vez están próximos al mismo, por lo que era recomendable solventar esta situación.

Entonces, sin lugar a dudas es una contratación muy beneficiosa para el Bayern pero, ¿lo es para Süle? Tal como hemos mencionado hasta el momento, el chico viene como el relevo generacional en la zaga defensiva del club bávaro, pero estos jugadores aún pueden aportar dos o hasta tres temporadas de alto rendimiento, si las lesiones los respetan (cosa que no ha sido el caso en esta última temporada, cabe destacar). Entonces, existe una posibilidad muy grande de que Süle no pueda asentarse con la regularidad que ha disfrutado en el Hoffenheim, pero que también pudo haber gozado en los demás equipos que se interesaron en él. De todas maneras, el atractivo de jugar en el Bayern es muy grande y la adaptación sería mucho menos indolora debido a que seguirá en Alemania y todavía podrá batirse con lo mejor de lo mejor en los partidos de Champions, con la presión que representa jugar en el club más grande de Alemania.

De todas maneras, si hay un aspecto que caracteriza a Süle durante su breve carrera ha sido su madurez prematura y uno debe asumir que está preparado para pasar varios partidos en la banca, si las situaciones se dan de esa manera. Cabe destacar que Carlo Ancelotti no es conocido por un gran manejo de juveniles, como dejamos entrever en mi artículo sobre Henry en la Juventus. Hay muchas variables y muchos riesgos pero, ¿no es así siempre con los jugadores jóvenes?

Enfocándonos en temas netamente futbolísticos, hay poco que se le pueda achacar a Süle, considerando que ha estado jugando en un equipo que no es exactamente grande como el Hoffenheim y que ha dado unas actuaciones excelentes a su corta edad. Un aspecto que ayudará a la defensa del Bayern es el hecho de que Süle es más rápido de lo que parece, marcando desde el comienzo a los ritmos más lentos de Hummels, Boateng o Martínez. Aunado a eso, a sus 21 años de edad ya es un tanque en el tema físico, siendo una fortaleza suya en todo lo referente a chocar con delanteros más fornidos. Y considerando el hecho de que el Bayern le gusta salir jugando desde Neuer, el internacional alemán tiene un muy buen pie y eso es una de esas virtudes que hoy en el fútbol son prácticamente indispensables; no es Hummels en absoluto, pero calidad no le falta en este renglón. De acuerdo a las declaraciones del propio Niklas, esto se debe al hecho de que en sus tiempos de juvenil había comenzado como delantero, inclusive marcando más de cien goles en una temporada (supongo que las otras campañas habrán sido muy malas, si lo movieron a central).

A su temprana edad ya ha jugado más de cien partidos en la Bundesliga, ha mantenido unos muy buenos números en un equipo que garantizó fútbol de Champions para el año entrante y que midiendo unos imponentes 1,95 metros, es más alto que cualquiera de los centrales actuales del Bayern y eso es un plus para todas las jugadores de juego aéreo. No solamente supera a Hummels y a Boateng en el porcentaje de tacles exitosos en esta temporada (él con 64%; Hummels y Boateng con 59 y 50, respectivamente), sino que también fue el segundo jugador con más pases completados en la Bundesliga, solamente superado por el defensor danés Andreas Christensen, del Borussia Monchengladbach, que es otro gran talento defensivo. A mi criterio, compartir vestuario y entrenamientos con un central como Hummels, además de jugar juntos en la selección alemana, solamente lo volverá un defensor más refinado y si tiene la actitud correcta, podemos estar hablando de un talento generacional en el aspecto de los centrales.

Muchas veces cuando hablamos de talentos jóvenes, rara vez se mencionan a los defensores y ni hablemos de los centrales; solemos sentir más emoción y jubilo con los mediocampistas y atacantes. Pero cuando digo que Niklas Süle puede llegar a ser el mejor central del mundo, lo digo con propiedad ya que es un futbolista que cuenta con todos los atributos necesarios para serlo; que los aproveche y que se aplique como se han aplicado los mejores centrales de la historia en el pasado, es otra historia totalmente diferente. De todas maneras, el Bayern ha tomado la decisión correcta a la hora de reforzar una defensa entrada en años: pocas opciones eran más recomendables que el tanque germano.

Segundos para Recordar: Vinotinto Sub-20 y el comienzo de una leyenda.

“Es porque tú ya renunciaste a la idea de salir victorioso (…) ¿No escuchaste mis palabras? Tal vez estés preparado para morir peleando con Abel, pero como ya renunciaste a la idea de ganar antes de empezar, eso equivale a perder sin pelear.”

-Saga de Géminis.

Seré completamente sincero con ustedes: una parte de mí estaba aterrorizada ante la idea de escribir este artículo. Una razón era el hecho de que escribir esto luego de haber perdido la final contra Inglaterra le da al artículo un sabor agridulce que un servidor piensa que no debería haber tenido pero todos sabemos que la vida es lo que es (es el ka, como diría mi amigo Roland Deschain de la saga de la Torre Oscura de King). La segunda parte es algo mucho más emotivo e importante para mí: simplemente no creo que le pueda hacer justicia a estos muchachos. He disfrutado muchos años de mi vida perfeccionándome como escritor, pero hay momentos donde las palabras no alcanzan y muchas veces no son un justo representante de lo que vivimos y de lo que sentimos en este mágico mes, en especial aquellos que hemos seguido el fútbol venezolano por años. Estamos en presencia de una generación que ha sabido alzarse en contra de las dificultades de su entorno y han demostrado que no hay preceptos, ni prejuicios ni obstáculos que valgan cuando uno se empeña en sus objetivos.

En una sociedad desecha, destrozada hasta sus cimientos y que realmente no tiene mucho de qué enorgullecerse en estos últimos años, estos 23 jugadores y su cuerpo técnico han sabido dar una lección del mejor lado del venezolano y rompieron con un siglo de derrotas y de tragos amargos, tomando el testigo de los primeros héroes, que mencionaré más adelante. Por ahora, hay que hablar de estos muchachos de la Sub-20: no todos los días se llega a una final del Mundial, indiferentemente de su categoría, y en especial si eres un país como Venezuela.

Sub206

Pero si hay algo que quiero que entiendan, es que esto no es producto de la suerte o de la casualidad; estos muchachos son genuinamente buenos y lo demostraron en el Suramericano que les valió la clasificación, tal como explicamos en este blog. Venezuela llegó al Mundial Sub-20 expectante, pero consciente de sus capacidades. Esta selección no fue espectacular en el Suramericano, pero había demostrado ser un equipo que podía mirar de tú a tú a cualquiera y es por eso que se arribó a Corea del Sur con esperanzas, con ánimos. Agregamos en esta ecuación el “fichaje” de Adalberto Peñaranda y contábamos con una pieza que podía marcar una diferencia significativa, además de tres jugadores de categoría Sub-17, como era el caso de Christian Makoun, Jan Hurtado y uno de los protagonistas del torneo, Samuel Sosa (los dos primeros tuvieron grandes actuaciones en el Suramericano Sub-17, donde Venezuela no clasificó pero se jugó muy bien). A pesar de que el propio Peñaranda y Yeferson Soteldo llegaban con algunas molestias, los que habíamos seguido a la selección sabíamos que había calidad y talento para enfrentar el grupo completado por Alemania, México y Vanuatu. Pero lo que pasó a continuación traspasó nuestros sueños más locos y nos introdujo en lo que parecía ser una vivencia de lo más irreal.

Sub208

El partido contra Alemania, mirando en retrospectiva, nos demostró a un seleccionado teutón que dista mucho de sus grandes equipos juveniles -ni hablar de aquella generación del 2009 con Hummels, Özil, Neuer o Boateng, por mencionar a algunos-, pero que no disminuía la brillante actuación de Venezuela en todas sus facetas y los grandes goles de Sergio Cordova, quien era alguien a quien un servidor veía como suplente debido a su actuación tan gris en el Suramericano pero que supo hacerse con el puesto con tremendas actuaciones, y Ronaldo Peña, quien tras haber recibido una infinidad de críticas por el implacable público venezolano, se despachó uno de los mejores goles del Mundial y con una celebración digna de todo el bullying que había recibido hasta ese punto el Mario Mandzukic criollo.

Los partidos contra Vanuatu y México mantuvieron al equipo en la misma línea: una línea defensiva muy sólida, un mediocampo compacto gracias al binomio Yangel Herrera – Ronaldo Lucena –de la dinastía Lucena y que en este torneo creció mucho, hasta convertirse en un jugador que consideraría para la mayor; un mediocentro moderno- y un ataque en estado de gracia con Peñaranda y Cordova a la cabeza, pero con la impronta constante de Peña, Ronaldo Chacón y el pequeño genio del equipo, Soteldo. Las actuaciones en la fase de grupo mostraron a Venezuela como la mejor selección del Mundial y como un equipo de armas tomar en todas sus facetas; la etiqueta de favorito ya había sido colocada y supieron manejar la presión en momentos críticos con un aplomo inusitado para un combinado venezolano.

Lidiar con una prórroga es algo difícil hasta para los Madrids, Bayerns y Barcelonas del mundo; lidiar con tres prórrogas en el espacio de dos semanas, teniendo menos de veinte años y siendo de un país donde ni siquiera las tres comidas al día están garantizas, es algo casi utópico. Pero lo lograron. La Vinotinto Sub-20 despachó a Japón, Estados Unidos y a Uruguay en este orden en partidos con dos actuaciones muy buenas en los dos primeros casos y con una más peleada que jugada en el último, como suele ser con los charrúas que ya tenemos de hijos. Y a pesar de eso, se logró porque el equipo tuvo pegada, como se demostró en el gol de Herrera contra Japón –me preguntó si Pep estaba mirando-, el gol de Ferraresi, posiblemente el mejor central que ha producido Venezuela hasta ahora, contra Japón o ese golazo que todo un país gritó de Sosa contra Uruguay, siendo quizás el gol más importante de la historia de la Vinotinto y realizado con una maestría que Juan Arango, el más grande de todos, seguramente aprobó con el pulgar.

Mención aparte merece el otro héroe del partido contra Uruguay, el portero Wuilker Fariñez. Para los que seguimos el fútbol venezolano y a la selección, el nivel de Wuilker ya no nos sorprende; lo que todavía nos sorprende es su serenidad. Yo sabía que era capaz de parar los penales que paró en la tanda contra la celeste (no evitó que me salieran lágrimas por eso); lo que no sabía es que tuviera la madurez y la compostura para celebrar tal vez el mayor logro de su joven carrera alzando levemente sus manos al cielo, como agradecimiento a Dios, y caminando para darle la mano a los uruguayos. Lo diré sin tapujos: Fariñez es un elegido del fútbol, de la misma manera que todos los grandes porteros. Más que la tanda de penales, vean la parada que hizo en el tiempo extra, cuando Rodrigo Betancur de Boca Juniors (creo que era él, pero pueden corregirme) trató de hacer un gol olímpico desde un saque de esquina y Wuilker evitó que el balón entrara, ¡con sus pies! Ojalá que un gran equipo ya lo tenga en la mira; si hay un jugador que puede ser de talla mundial de esta generación, es éste chico, pero afortunadamente un par de ellos también pueden llegar muy lejos.

Y bueno, llegó el 11 de Junio de 2017 y nos encontramos con el último escollo: Inglaterra. Ganaran o perdieran, estos muchachos ya eran ídolos y quizás hasta leyendas. Pero todos queríamos ganar y en los 90 minutos en la cancha jugaron como futbolistas que quieren ser campeones. Se puede aquejar fatiga, se puede decir que Peñaranda falló el penal –un penal que me acosará por años, como la expulsión de Nani contra el Madrid en el 2013- o que Inglaterra no hizo méritos (y yo estaría de acuerdo con eso), pero la realidad es que a Venezuela le faltó ese último empuje para empatar el partido, como sí se hizo contra Uruguay, por ejemplo, o para definir contra Japón o Estados Unidos. Y si somos brutalmente sinceros, dejando de lado un penal a Peñaranda que realmente no fue, las únicas oportunidades claras fueron un tremendo tiro libre de Lucena en el primer tiempo y un mano a mano de Cordova en el segundo. En líneas generales, los dos equipos habían jugado muy buen fútbol en el torneo y en la final estuvieron por debajo de sus capacidades, cosa que se entiende ya que son apenas muchachos en formación.

Era una posibilidad histórica y no se logró. Sí, es muy doloroso y nos tomará años poder comprender la magnitud de lo logrado, pero eso no menoscaba una actuación para el recuerdo ni el gran trabajo que ha hecho Dudamel para establecer un grupo extremadamente unido y que sabe a lo que juega, mejor que cualquier otra selección en nuestra historia y esto debe ser la línea que se debe seguir hacia el futuro. Muchos de estos chicos crecieron viendo las hazañas vinotinto como el Centenariazo, las diabluras de Arango en España o Alemania, a los cientos de venezolanos que se fueron al exterior y el fútbol criollo ganando respeto de manera progresiva; crecieron pensando que sí se podía con el ejemplo de los antecesores y con la arrogancia e irreverencia de la juventud. Lograron esto con disciplina, ambición y por un país destrozado por la corrupción de la clase política, demostraron que el venezolano puede alzarse de las adversidades. Muchos de ellos tuvieron que aportar su propio dinero para el viaje y solamente contaron con el apoyo de Adidas y de las Empresas Polar de Venezuela; la Federación y el régimen no aportaron nada, así que no se adjudiquen ningún logro.

Esto es un logro de los venezolanos, pero es importante dejar algo bien en claro: esto no puede quedar aquí. Llegar a una final de un Mundial Sub-20 es maravilloso y nunca lo olvidaremos, pero muchas selecciones de Nigeria, por dar un ejemplo, lo han hecho y sus talentos se han estancado en las mayores, por lo que hay que seguir trabajando y formando jóvenes en estas categorías y que crezcan en la mayor, comenzando con estos muchachos. Y es que me dolería sobremanera mirar cómo éstos jóvenes talentos se pierden: Fariñez puede volverse un portero de clase mundial; Ronald Hernández es un lateral derecho de calidad; Velázquez y Ferraresi pueden ser la dupla de centrales de la selección por la próxima generación; Yangel Herrera ya es propiedad del Manchester City y Ronaldo Lucena mostró una clase, un buen pie y una distribución que no le había visto antes; Cordova dio unas actuaciones bestiales, dominantes y que lo pueden volver un extremo demoledor a futuro; Peñaranda, cuando se enfoca en el equipo y no en su gloria personal, puede ser la figura de la selección; Peña es un obrero incansable que debe mejorar en su definición y Soteldo es un mago que cada partido me sorprende más.

Entiendan (y esto lo digo casi hasta el punto de la exasperación), yo no soportaría ver que esta generación se perdiera. Tal vez es por el hecho de que soy solamente dos o tres años mayor que muchos de ellos (cinco o seis de los Hurtado, Makoun y Sosa) y que me siento muy representado por ellos, pero es que estamos hablando de una camada de talentos generacionales que puede emular, de la mano motivacional y táctica de un prócer de nuestro fútbol como Dudamel, lo logrado por Chile en los últimos tiempos. Yo no pienso que sean grandes jugadores porque sean de mi país; digo que son unos grandes jugadores porque son unos futbolistas de puta madre. Y por más dolorosa que haya sido la derrota en la final, esto no termina para ellos. Dejen que Inglaterra tenga el trofeo; ustedes, los 23 futbolistas venezolanos, pueden tener las carreras y no dejen que absolutamente nadie les diga que no pueden ser los siguientes cracks de Suramérica.

No dudo de que éste no es el último capítulo del libro; aún faltan páginas por escribir y sé que no es lo último que sabremos de muchos de estos muchachos. Porque contrario a lo que dice Saga en la frase al comienzo de este artículo, estos chamos nunca renunciaron a la idea de salir victoriosos; pelearon hasta el final en todos los partidos con una confianza y una naturalidad que ninguna otra selección venezolana ha tenido; pelearon y jugaron siendo impulsados por el espíritu de todo un país que ha sido desmembrado vivo y por todos los jugadores y cuerpos técnicos que han trabajado para sacar adelante al fútbol venezolano, incluso en tiempos de mucha dificultad. Estos 23 jugadores son un producto de todo ese esfuerzo y son una generación que va a demostrarle a muchos que el esfuerzo no se negocia y que el éxito es para quien esté dispuesto a darlo todo.

Yo soy solamente un escritor que ama el fútbol y que ama a su país; no me considero nacionalista (más bien odio el nacionalismo), pero siento orgullo de ser venezolano. Estos muchachos me recuerdan por qué me siento orgulloso de serlo; demuestran todas las idiosincrasias que hacen bueno a este país y por fin han sabido llevarlo a la cancha. Estoy seguro que los Arango, los Rincón y demás estarán muy orgullosos de ellos y con razón: son los ídolos y leyendas que allanaron el camino para ellos. Y un servidor, desde su butaca personal y observando desde la distancia del tiempo, solamente puede agradecerles por lo que han logrado y por lo que lograrán.

Muchas gracias, muchachos de la Sub-20. Muchas gracias, Dudamel.

Nos vemos en Catar 2022. Es una promesa.

Anuncio muy importante.

Saludos, mis amigos. Si han seguido al Blog desde hace un tiempo, se habrán dado cuenta de que ha habido un cierto periodo de inactividad en los últimos dos meses. Puedo garantizarles que esto no es porque haya perdido interés en el proyecto, sino que debido a los problemas que están pasando en mi país (Venezuela), mi mente ciertamente no está para escribir. Lo lamento mucho, pero la verdad es que no estoy 100% enfocado para escribir sobre fútbol en estos momentos.

Aunado a eso, quiero mencionar que haremos modificaciones importantes en el futuro cercano para tratar de mejorar a La Soledad del Nueve y para que puedan disfrutar de nuestro contenido de la mejor manera posible. En eso sí puedo decirles que me siento muy emocionado.

De todas maneras, no quiero dejarlos sin nada que hacer, así que les hago la siguiente propuesta: si tienen alguna idea para un posible artículo para el Blog, son libres de escribir la idea en la sección de comentarios de esta publicación y les garantizo que será leído por un servidor.

Atentamente,
Kevin T.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑