Scouting: ¿Quién es Memphis Depay y qué le aporta al United?

 

Muy bien, ha sido una semana atareada para los ingleses: el partido Conservador ganó una vez más en las elecciones y fue oficializado el fichaje de Memphis Depay al Manchester United –como esto es un Blog de fútbol, nos enfocaremos en la segunda. Para los que nos mantenemos informados acerca del devenir del club británico, esta noticia no es más que una confirmación (necesaria, eso sí) de meses y meses de rumores que consiguieron su validez en los últimos días. Obviamente, por más buen jugador que sea el holandés –ahondaremos en la calidad de Memphis más adelante- está bastante claro que no es un individuo harto conocido para el gran espectro del fútbol mundial. Habiendo acotado eso, es razonable que muchos hinchas de los Diablos Rojos se hagan diferentes interrogantes acerca del ahora otrora extremo del PSV Eindhoven: ¿Quién es Memphis Depay y por qué el Manchester United, y Van Gaal, para ser preciso, han insistido tanto para contratarlo? ¿Qué puede aportar? ¿Cómo juega? ¿De qué juega? Un servidor no va a tratar de venderles a este jugador a mis lectores como el mayor fichaje del club desde Eric Cantona, pero sí puedo tratar, con la mayor erudición posible, de informales acerca de la más reciente incorporación de Van Gaal y mi opinión acerca de su futuro en el club.
 
Memphis Depay es un atacante holandés de apenas 21 años de edad que ha surgido de las inferiores del gigante de la Eredivisie, el PSV Eindhoven –con una pasantía en el Sparta Rotterdam antes de llegar al club-, y que es una de las principales promesas del fútbol europeo en la actualidad y tal vez el mayor prospecto de la Naranja Mecánica en estos tiempos. Aunque es cierto que es un jugador que aún es joven y que le falta mucho recorrido, cabe mencionar que Memphis ya tiene ciertos logros en su haber: apadrinado por el entonces seleccionador de Holanda y ahora técnico del Manchester United, Louis Van Gaal, Depay jugó en la Copa del Mundo en Brasil el año pasado con su selección y anotó dos goles, además de un despliegue de talento que hizo que más de un scout de un gigante europeo volteara la mirada al extremo de origen ghanés. En el verano posterior al Mundial, muchos clubes –principalmente el Tottenham Hotspur- quisieron hacerse con los servicios de Depay pero éste decidió quedarse un año más en el PSV para conseguir ese título de liga que tanto eludía al club desde hace seis años… y lo lograron con nuestro protagonista en plan estelar. Jugando desde la banda, Depay consiguió ser el máximo goleador de la liga con 21 tantos (27 en todas las competiciones) y liderar al equipo de Eindhoven para destronar a un Ajax que venía de ganar la liga cuatro años consecutivos –un logro para nada desdeñable si consideramos la progresión goleadora de Depay (desde su debut a los 17 años en 2.012 con el club, solo ha aumentado sus cifras) y la posición en la que juega.


Podría sentarme aquí, como muchos pseudo-periodistas y “conocedores”, e ilustrarles un sinfín de estadísticas y datos estériles para describirles el estilo de juego de nuestro protagonista pero, vamos, que ustedes quieren más que eso, ¿no? Depay es un extremo diestro que usualmente prefiere partir desde la banda izquierda para cortar hacia adentro y disparar con su pierna buena, aunque tampoco es un mindundis pegándole con la zurda. Físicamente, es sorprendentemente fornido si consideramos su velocidad y su edad (21 años) –un aspecto en el que se parece, salvando las distancias, a Cristiano Ronaldo. Es un jugador que gusta del regate, de encarar a su marcador en un mano a mano, de ir hacia el frente con potencia y que no teme terminar las jugadas él mismo –cosa que a veces puede resultar en jugadas brillantes o en gestos de egoísmo. Como podrán haberse percatado por las cifras acotadas, no es ajeno al gol y tampoco es incapaz de jugar como delantero pero, a mi criterio, no es una posición en la que se explote vertiginosidad y capacidad de hacer diagonales. Un aspecto que me llamó poderosamente la atención de Memphis durante los partidos que he visto es su técnica para cobrar los tiros libres: es un ejecutor excelso y más que notable para ejecutar la pelota parada, lo que prueba ser un activo notable para su equipo –cosa que se constató hace unas semanas con un golazo de tiro libre que le marcó al Heerenveen en la goleada 4-1 de su equipo para garantizar el título de liga.


¿Es Memphis Depay la solución para los problemas de juego que ha padecido el Manchester United esta temporada? Les responderé esa pregunta de manera clara y directa: NO. Las deficiencias del Manchester son producto de una plantilla descompensada en donde la defensa no genera confianza ni seguridad y donde se requiere de un mediocentro defensivo de buena visión a la Carrick, quien ya tiene 34 años de edad y está endurando un calvario de lesiones, para permitir que los de arriba puedan abastecerse de balones limpios y así atacar con más premura y propósito. Depay no es un mediocentro creativo en absoluto pero sí es un atacante que proveerá al United de mayor rapidez y efectividad de tres cuartos de cancha en adelante, además de suministrar una mayor variedad a un ataque que muchas veces, para no decir siempre, peca de predecible y repetitivo. Depay es un jugador vertiginoso, que ejecuta sus jugadas con una velocidad pasmosa y, en el aspecto mental, se le nota esa arrogancia, ese porte de jugador que se sabe que está un paso por delante de los demás, que ha hecho grandes a individuos como Maradona, Cantona, Figo, o en la actualidad, a jugadores como Cristiano Ronaldo, Eden Hazard o Zlatan Ibrahimovic. No estoy diciendo que Memphis esté al nivel de alguno de los mencionados –en absoluto-, pero lo acoto como un rasgo que falta en la personalidad del Manchester United hoy en día: confianza y esa determinación de ser el mejor. Memphis Depay no va a ser el salvador del Manchester puesto que sus problemas no pueden ser solucionados por un solo hombre… pero sí va a inyectar al equipo de la adrenalina que tanto se extraña de este gigante europeo y que tanto se necesita en el fútbol.

Si hacemos énfasis en el aspecto personal –que al final es imperativo para el desarrollo y evolución de un profesional, sin importar su oficio-, podemos decir que la historia de Memphis Depay explica muchas cosas acerca de él como individuo y el porqué de su dedicación casi insana para ser el mejor en lo que hace. Primero que nada, quiero decir que su apellido se pronuncia como se escribe, para mis lectores de habla hispana. Hijo único de un padre ghanés y madre holandesa, el joven Memphis tuvo que ver a la tierna edad de cuatro años cómo su padre los abandonaba a su mamá y a él; por este motivo es que usa su primer nombre en su camiseta y no “Depay”. Su madre se vincularía unos años después con otro hombre, pero eso sólo despertaría un instinto rebelde en su hijo a causa de las malas juntas de su nueva pareja. A pesar de todo, Memphis es muy apegado a su madre y se puede leer que recientemente le compró un Mercedes a su madre como agradecimiento por todo lo que había hecho. Forjado en los barrios y “ghettos” de Rotterdam, los problemas de rebeldía y carácter temperamental de Depay le causarían ciertas desavenencias con sus entrenadores y compañeros en las juveniles del Sparta hasta el punto en el que pensaron que el futuro extremo del United era “imposible de domar”. Por lo que he podido leer, fue en su traspaso a las inferiores del PSV donde encontró balance y en Philip Cocu a un maestro idílico para centrarse en lo que era lo más importante en su vida: el bendito fútbol. Y es que su mal carácter fue el principal obstáculo para su progresión, aunque de manera lenta pero segura ha ido controlando esas debilidades. Es un jugador cuyas fortalezas fueron erigidas durante los entrenamientos y el cuerpo técnico del PSV se ha deshecho en elogios para con él y han hecho referencias acerca de que es el último en irse de los entrenamientos, el que más se dedica y que siempre busca mejorar. Durante el Mundial del 2.014, jugadores como Robin Van Persie y Arjen Robben mencionaban que Memphis los buscaba a ellos para aprender sobre diferentes aspectos de su juego y así absorber la mayor cantidad de información posible.

Y es aquí donde la relación tan estrecha que ostentan Van Gaal y Depay se hace clara: diferentes periodistas holandeses han acotado que el juvenil holandés ve en el exentrenador del Bayern Múnich a una figura paterna y a un técnico que saca lo mejor de él; tal es su admiración por Van Gaal que el autor de la biografía del entrenador, Hugo Borst, mencionó en dicha obra que si Depay jugara seis meses seguidos en un equipo de Louis, “éste se pondría ‘Van Gaal’ en su camiseta”. Tendremos que ver eso, Hugo. Por eso se puede considerar el reencuentro entre ambos como el catalizador principal del arribo del extremo del PSV a Old Trafford, rechazando en el proceso un salario más voluminoso del Paris Saint Germain y tal vez un mayor protagonismo en el Liverpool (¿pero quién quiere jugar en el Liverpool, de todos modos?). Van Gaal es conocido por muchas cosas, pero una de las principales es por su manejo de jugadores jóvenes y al ser Depay alguien que ya está familiarizado con sus métodos de trabajo, sin mencionar que estará disponible para el equipo desde el comienzo de la temporada, podemos decir que Memphis tiene mucho a su favor para progresar en la tan dificultosa Premier League si mantiene la dedicación y la ambición que lo ha ido llevando en ascenso desde su juventud. Pero no todo es un camino de rosas: tanto Depay como los hinchas del United deben estar claros que rara vez un jugador de 21 años arriba a la Premier y la rompe, como dicen en Argentina. Todo jugador necesita un cierto periodo de adaptación y nadie sabe cuánto tiempo va a necesitar Depay, por lo que nadie debe asustarse o preocuparse si en las primeras semanas este joven jugador holandés no se come al mundo entero –el talento está ahí, pero sigue algo crudo y debe curtirse en el primer nivel para despuntar. Es una combinación de talento, dedicación, confianza y un poco de suerte lo que encumbra a los grandes jugadores –Depay tiene lo primero; hay que ver si tiene lo demás en Inglaterra.

El Manchester United y Louis Van Gaal han hecho una inversión a futuro con esta contratación. Que nadie lo malinterprete: Memphis Depay arriba a Inglaterra para trabajar y convertirse en una figura del fútbol mundial, pero no va a suceder de la noche a la mañana. Tal como leyendas del club como Nemanja Vidic, Cristiano Ronaldo, Roy Keane y un par más, Depay es una inversión que irá generando dividendos para el club a medida que éste vaya mejorando –pues les aseguro que todos los hinchas del United esperan que sea más como Vidic que como Jordi Cruyff. Es una contratación inteligente en muchos sentidos: al ficharse tan temprano en el mercado, el encargado de las negociaciones del club, Ed Woodward, se evita una saga en el verano; Van Gaal se vuelve a asociar con un jugador que conoce su metodología; el United vuelve a apostar por formar prospectos prometedores en vez de fichar jugadores hechos; y, por encima de todas las cosas, es un fichaje que suma positivos en una zona que requiere mejoras y Depay, si cumple con las expectativas que se tiene de él, podrá hacer desastres desde la banda izquierda. Al final del día, no hay nada que podamos decir o analizar del jugador hasta que toque su primer balón: ahí veremos si el joven nombrado como la ciudad está a la altura de las circunstancias. Es tu turno, Memphis. Como dice la canción: Walking in Memphis.
 
PD: mis disculpas por no haber subido ningún post la semana pasada; los estudios no me dejan ser estos días. Espero lo comprendan.
Anuncios

2 comentarios sobre “Scouting: ¿Quién es Memphis Depay y qué le aporta al United?

Agrega el tuyo

  1. Hola Kevin, gracias por este grandioso articulo.

    La verdad que contrataciones como las de Mephis que ya conocen el estilo de juego de Van Gaal son las que les hacen falta a este United que han encontrado al menos algo de estabilidad con el DT a pesar de no contar con los jugadores que el querria para desarrollar su estilo de juego un tanto dificil de comprender por la mayoría de “jugadores genéricos” si se podría decir.

    La clave ahora esta en este verano es tratar de conseguir un medio centro defensivo que le de mas estabilidad a la defensa del United que como ya mencionas no genera confianza y es la debilidad absoluta, algo que se nota mas a leguas cuando notamos como el jugador del año es David De Gea…cuando el mejor jugador de tu plantilla es un portero, algo malo hay en tu defensa.

    Gracias por tus artículos, no dejes de escribir porque soy fiel seguidor tuyo y me encanta leer todos tus artículos donde también aprendo y me informo mas que en cualquier panfleto periodístico.

    Un saludo hermano.

    Me gusta

  2. Vaya, amigo, me sorprendes. Primero que nada, muchísimas gracias por leerme y por ser seguidor de mis entradas; de verdad las hago con las mejores intenciones y con la pasión que este hermoso deporte se merece. Gracias por leerme siempre, y espero seguir disfrutando de tus comentarios en otras entradas. Me halagas y espero superar tus expectativas en entradas venideras.

    En cuanto a Depay, yo pienso, como dije en el post, que el muchacho tiene mucho a su favor: tiene personalidad, talento, físico y se entiende con Van Gaal. Pero aún debe limar ciertas falencias -naturalmente; es un muchacho, apenas- y con el tiempo se irá viendo su mejor versión.

    Gracias por pasar, amigo. Espero disfrutes con mi material.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: