Historias de Interés: crisis, las tres caras de la Vinotinto.


NOTA: este artículo es de la autoría de J. Leonardo Rodríguez, quien es el nuevo fichaje de nuestro Blog. Venezolano, nos entrega un artículo que da a conocer la realidad futbolística de su país y cómo éste ha evolucionado con el pasar del siglo. Espero que les guste su impronta y que éste artículo sólo sea el primero de muchos.
A diferencia del resto del continente, donde el fútbol es el principal deporte rey, en Venezuela existe una mayor afición por otros deportes, como el béisbol y el baloncesto. Si bien el béisbol es el deporte principal en la nación, el fútbol es el más practicado organizadamente, lo que convierte a Venezuela en uno de los países con mayor futuro y potencial en el mapa futbolístico sudamericano. “Esto podrá ser realidad cuando se tomen el futbol bien en serio”, como han dicho muchos criollos en los últimos tiempos.
Richard Páez, Cesar Farías, Noel Sanvicente, o como los conoce coloquialmente la afición, “El Doctor”, “El Profe”,” El Chita”. Son los nombres que resuenan en los últimos periodos y actualidad de la selección venezolana.
Veamos un poco los resultados de estos personajes:


Richard Páez, “El Doctor”, conocido así por sus estudios en la profesión mientras jugaba de futbolista profesional en la década de los 80s. Su llegada al banco técnico de la selección empezó con buen pie; su debut se dio a conocer por el buen desempeño mostrado por el equipo. Si vamos a la historia, los resultados para Venezuela empezaron el 14 de agosto de 2001. Allí, la selección venezolana derrotó por primera vez en su historia a Uruguay 2 a 0 en Maracaibo. El equipo de Páez derrotaría luego el 4 de septiembre como visitante a Chile con marcador de 2 goles por 0, lo que significó la primera victoria como visitante en eliminatorias en toda su historia.
La siguiente víctima sería Perú el 6 de octubre caería en San Cristóbal con un marcador de 3 a 0. En la penúltima fecha, Venezuela derrotó en San Cristóbal a Paraguay 3 a 1. La exitosa racha la terminaría Brasil en la última jornada, ganando 3 a 0 al cuadro vino tinto. Venezuela, de la mano de Páez, terminó en la novena posición con 16 puntos producto de cinco victorias y un empate, siendo la primera vez que no culminaba en el último lugar de las eliminatorias.
Durante las eliminatorias paraAlemania 2006, Venezuela ya había conseguido su mejor posición en el Ranking FIFA consiguiendo el puesto 48 en abril de 2004, además siguió cosechando resultados históricos e importantes.
El primero fue el 15 de noviembre del 2003 cuando Venezuela derrotó a Colombia 1 por 0 en Barranquilla. Tres días después en Maracaibo, los dirigidos de Páez perdían 0 a 1 al min 90′ contra Bolivia, pero en los últimos minutos lograron una victoria agónica por 2 a 1. Con esa victoria Venezuela se colocaba en un inédito quinto puesto, siendo la primera vez que este país se colocaba en posición de repechaje para el Mundial.


El punto más alto llegó el 31 de marzo de 2004. Venezuela dio la sorpresa mundial, cuando vencieron a Uruguay en Montevideo 3 goles por 0, en lo que sería llamado el “Centenariazo”. Con esa victoria, Venezuela se colocó en el cuarto puesto, sólo superada por Brasil, Argentina y Paraguay (este último por diferencia de goles). A partir de ahí, la Vinotinto perdió motivación y finalizó octava con 18 puntos por encima de Perú y Bolivia.
Pero toda historia tiene un lado oscuro. Jugadores de renombre mundial de natalidad venezolana buscaron dar su apoyo a la selección, pero fueron descartados por Páez. Los más relevantes fueron Danny Alves –enganche que militaba en la liga portuguesa y que nada tiene que ver con el actual lateral diestro del Barcelona, para algún desentendido- que buscó a la selección y nunca fue convocado ni tomado en serio por dicho director. Sabemos que Danny representando a los Lusitanos se representa a sí mismo como lo que es: un “Venezolano”.

Jeffren Suárez, quien manifestó su apoyo a la Vinotinto, también fue descartado con un sutil “no” de dicho técnico después de que éste jugador le pidiera tiempo por motivos de recuperación por una lesión que estaba padeciendo en el momento del llamado. Posteriormente, Suárez acabaría siendo blanco de críticas en los años posteriores por decir en una entrevista vía ESPN radio de Latinoamérica que “desde que me cerraron las puertas en la selección no quiero saber nada de Venezuela”

Lo acontecido anteriormente fue una rabieta de muchacho como dando entender “un ojo por ojo y diente por diente”. Hoy en día, Jeffren es jugador activo de la selección nacional,  bajo el mandato del “Chita” Sanvicente donde le ha sabido tapar la boca a más de a uno y demostrando que viene a sudar la camiseta por el equipo y a tener su puesto a base de trabajo.
En palabras de este humilde crítico “Páez dio historia, pero también creó discordia”.


Cesar Farías, “El profe”, asumió la conducción de la Selección tanto de las mayores como la de juveniles en diciembre de 2007 luego de la renuncia del director técnico Richard Páez, para el alivio personal de este autor (aunque respetamos a quienes difieran).
Con la Selección de fútbol sub-20 de Venezuela logró ir al primer Mundial de fútbol en la historia del país, Egipto 2009, donde llegó hasta los octavos de final.
En la clasificación de Conmebol para el Mundial del 2010, el combinado nacional finalizó a dos puntos del puesto de repechaje. A pesar de esta derrota, no se retiró y continuó con el trabajo al mando de la selección. Amplió el universo de jugadores y enfatizó en estudiar esquemas y tácticas. Del “pelotazo largo efectivo” que, irónicamente, no le resultó muy efectivo, pasó a un juego de más toques en corto y compenetración en las líneas.
Con ese planteamiento llegó a la Copa América 2011 donde consiguió por primera vez en la historia el cuarto puesto luego de haber sido derrotado por Paraguay en la semifinal y posteriormente por Perú. De esta manera, consiguió el mejor puesto hasta el momento de Venezuela en una edición de Copa América.
En la clasificación de Conmebol para la Copa Mundial del 2014, la selección de fútbol de Venezuela quedó fuera del Mundial tras culminar en el sexto lugar de la clasificación luego de haber empatado en casa ante Paraguay (1-1). El 30 de noviembre de 2013, luego de casi dos meses de haber culminado la eliminatoria, el propio Farías, a través de su cuenta de Twitter, publicó su renuncia a la selección nacional.

Farías, criticado brutalmente por optar con una selección de repatriados y nacionalizados, quiso darle otra cara al fútbol de venezolano. Jugadores como el defensor Andrés Túñez, en ese entonces del Celta de Vigo de España y actualmente jugador del Buriram United Football Club de Tailandia, nacido en el país hijo de gallegos emigrados con los que regresó a los ocho años a España, también el volante Julio Álvarez del Club Deportivo Numancia de Soria en un caso similar al anterior y los hermanos Rolf y Frank Feltscher nacidos en Suiza, hijos de madre venezolana, completaban la lista.
Además, el guardameta Dani Hernández, jugador del Real Valladolid actualmente y también hijo de gallegos como los acotados, aceptó el llamado del seleccionador venezolano en varios encuentros amistosos y formó parte de la expedición de Farías en el torneo continental de la Copa América.
El secretario general de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Jesús García Regalado, declaró que la decisión de estos futbolistas de jugar finalmente con Venezuela fue gracias a la excelente actuación en la Copa América que abrió el camino a un mayor reconocimiento.
“Si hubiéramos quedado de últimos, es claro que no vienen. Aparte de la actuación de Venezuela, el que los convence para jugar es Farías”, dijo el dirigente.
Manuel Plasencia, hoy en día director provisional de la selección, dijo que las incorporaciones como Fernando Amorebieta, defensor del Fullham Football Club y por ese entonces del Athletic de Bilbao, fue un “regalo de Dios”.
“Es una virtud tener a un jugador como ése que juega en una liga tan competitiva como la española, en un equipo tan difícil como el Atlético de Bilbao en su momento y es figura; un jugador de perfil zurdo que es difícil de conseguir hoy en día”, dijo Plasencia sobre el nacido en las Islas Canarias.

Para Plasencia, la Copa América con su cuarto lugar, le “abrió una ventana al mundo” al fútbol de Venezuela y así como estos repatriados, varios de jugadores mostraron y siguen mostrando interés por la selección nacional.

Ratificó que la inclusión de estos jugadores “influirá” positivamente en las divisiones inferiores de los equipos venezolanos, especialmente en las nuevas generaciones.
García Regalado recordó que esta lista de repatriados comenzó en 1999 con el defensor André “Varilla” González, pero fueron el “italiano” Massimo Margiotta y el “español” Jonay Hernández los que catapultaron esa opción. Los que vinieron recientemente estaban prácticamente fuera de Venezuela. El primero fue Massimo Margiotta, nacido en Maracaibo, hizo su carrera en Italia y jugó con la esa selección en la categoría sub-21.
Otro caso fue el defensor Jonay Hernández, hermano del portero Dani, que debutó en el Real Madrid B a finales de los noventa y nunca ha jugado en su país. Debutó con la selección de Venezuela en 2003 y su último encuentro fue contra Brasil, en la primera victoria Vinotinto ante la Canarinha por 2-0 en agosto de 2008.
La “Varilla” González nació en Venezuela, pero hizo toda su carrera desde las divisiones inferiores en el gigante uruguayo, Peñarol. La diferencia es que cuando fue convocado en 1999 por el entonces seleccionador de Venezuela, el argentino José Omar Pastoriza -ya fallecido-, González jugaba por primera vez en su país con el Caracas Fútbol Club.
Otros venezolanos de nacimiento han jugado en otras selecciones, como el actual centrocampista de Chile Jorge Valdivia, quien nació y vivió en Maracaibo, pero decidió jugar con el país de origen de sus padres. Cabe destacar que existen más jugadores que están entrenzados en la Vinotinto, como lo son Aurélien Collin y Mattia Desole que, aunque no son venezolanos de nacimiento, se sienten identificados con el país.
Aurélien es un futbolista francés que en la actualidad hace vida profesional en la MLS, donde juega en el Orlando City, mismo conjunto en donde milita el brasilero Kaká. Collin está directamente ligado a Venezuela, pues su esposa es nativa de tierra Vinotinto, por lo que el defensor ha mostrado gran interés en jugar con la selección nacional.
En una entrevista para un programa radial, el nativo de Enghien-les-Bains aseguró que “estoy muy interesado en jugar con Venezuela. Desde hace mucho tiempo, además quisiera tener la posibilidad“. Collin, que tiene una casa en Barquisimeto, Edo. Lara, explicó que sigue desde hace mucho tiempo a la selección venezolana y “estoy al tanto de las cosas que ha hecho últimamente”.

Por otro lado Mattias Desole, hermanastro de Frank y Rolf Feltscher, nacido en Zürich, Suiza el 5 de octubre de 1993 es un defensor que actualmente milita en el Chiasso de la Challenge League de ese país, cedido por el AC Milan de la Serie A.

Ha sido internacional con Suiza en las categorías Sub-17 y Sub-19, siendo capitán en el campeonato Europeo Sub-17 de la UEFA 2010. En total, jugó 20 partidos y marcó 5 goles con las selecciones juveniles de Suiza. Luego de que sus hermanastros Frank y Rolf dejaran atrás su pasado en las selecciones juveniles de Suiza y acudieran al llamado de la selección de fútbol de Venezuela en 2011, y al estar su padre casado con una venezolana (madre de los Feltscher), éste comenzó a tramitar el pasaporte venezolano.
“Mi papá es quien está resolviendo todo para yo poder tener el pasaporte venezolano. Será un gran honor si un día puedo jugar con la Vinotinto, más con mis hermanos ahí. Por ahora estoy con la Sub-19 de Suiza, pero tengo ese sueño”, dijo Mattia en su momento.
Sería bueno tener estos defensas centrales en la selección, ¿verdad? Lo cierto es que muchos piensan que la Vinotinto dejó de ser “selección” para convertirse en un “club”. A mi pensar, esto es bueno y  malo al mismo tiempo, aparte los que militan en la división nacional sentirían más competencia  y el compromiso seria más alto. ¿Quién no sueña con tener una selección que la consideren maquina y haga temblar a cualquier rival?
Noel “El chita” Sanvicente es uno de los más enigmáticos entrenadores del balompié nacional y actualmente es el DT de la Vinotinto de mayores. Su etapa como jugador se remonta a la década de los 80s y 90s: jugó en cuatro equipos de la Primera División de Venezuela; el primero de ellos fue el Club Deportivo Mineros de Guayana donde debutó, luego pasó al Club Sport Marítimo de Venezuela equipo en el cual obtuvo cuatro campeonatos (1986/87, 1987/88, 1989/90 y 1992/93). Cuando fue fichado por Minervén, logró un subcampeonato en la 1994/95 y el campeonato 1995/96). Por último, llegó al Caracas Fútbol Club, equipo del cual se tiene que retirar por sufrir una fuerte lesión en una rodilla.
Después de que esta grave lesión lo separó de las canchas decidió volver, pero esta vez sería distinto. Noel Sanvicente realizó su preparación de entrenador de fútbol  en Argentina, Brasil y México.
Su carrera como director técnico comienza en 1998 cuando el Caracas Fútbol Club lo apoya para que dirigiera un equipo de categoría menor. Restando 4 partidos para finalizar la temporada 2001/02, es designado director técnico del Caracas Fútbol Club, iniciándose así la mejor etapa del equipo rojo desde su fundación al lograr los títulos de 2002/03, 2003/04, 2005/06, 2006/07 y 2008/09, además del subcampeonato en la campaña 2004/05 y la 2007/08. El 17 de marzo de 2010 renuncia al Caracas FC por no estar contento con los resultados del equipo a pesar de su buen juego en la Copa Santander Libertadores.
Para la temporada 2010/11, ficha con el Real Esspor de Caracas, equipo con el que tiene una gran temporada en la que queda a 1 punto de ser campeón del Torneo Clausura 2010 y queda de segundo en la tabla acumulada, pero para la siguiente campaña, y debido a una serie de malos resultados ligados a problemas con la directiva del club, decide renunciar a su cargo el 2 de diciembre del 2011
Para la temporada 2012/13, recibe ofertas del Deportivo Táchira pero no acepta. En su lugar, acepta la oferta del Zamora Fútbol Club con la condición de realizar un proyecto a futuro con un equipo que, hasta ese momento, era poco conocido en el fútbol nacional.

Pese a no prometer títulos inmediatos al llegar al club, sorprende al llegar a semifinales de la Copa Venezuela 2012  y contra todo pronóstico con un equipo de poco renombre queda campeón del Torneo Clausura y dos semana más tarde se coronaría campeón de latemporada empatando en la ida en el estadio La Carolina 1 a 1 ante el Deportivo Anzoátegui y ganando 2 a 1 en la vuelta, convirtiéndose en el proceso en el primer entrenador en ganar una estrella con el Caracas Fútbol Club  y un equipo distinto.
En la temporada siguiente, y con un plantel muy parecido al que terminó campeón de la campaña previa, Noel Sanvicente consigue el Torneo Clausura en un reñido partido contra Zulia Fútbol Club  en el cual consigue la victoria 3 a 2 en el último minuto con un gol de Juan Falcón ante el equipo zuliano y tendría que enfrentarse al Mineros de Guayana en la gran final. En el encuentro de ida, el equipo de Barinas logró imponerse 4 a 1 al equipo Guayanés con un gol que hizo Juan Falcón en una jugada de Fair Play. En el partido de vuelta en el C.T.E. Cachamay, Mineros se impuso con un marcador de 2 a 0 ante Zamora, pero no logró ser suficiente para obtener la copa ante su público, ya que el marcador global quedó 4 a 3 a favor de Zamora FC. Con este resultado, Noel Sanvicente consigue su séptimo campeonato.
Noel Sanvicente es en números el que más torneos ha ganado en el fútbol venezolano y es el primero en ganar 7 campeonatos. El primero en ganar un campeonato con un equipo distinto luego de dirigir al Caracas Fútbol Club y el que más palmarés tiene desde que comenzó a dirigir a finales de la temporada 2001/02. Además, Noel Sanvicente se destaca como el técnico con más puntos del torneo venezolano -ha sumado 807 de 1.341 puntos posibles.
Luego de la renuncia presentada por el director técnico Richard Páez, la FVF comienza a negociar con diferentes técnicos para que asuman la dirección de la Vinotintoy entre ellos se encontraba Noel Sanvicente. Sin embargo, luego de diferencias con la FVF sobre el plazo, “El Chita”, quien exigía que fuera de 4 años a cargo de la selección y una mayor remuneración, la FVF decidió no contratarlo, ante la crítica de la opinión pública. Fue seleccionado en su lugar César Farías y el resto de la historia ya la conocemos.
El 16 de julio de 2014, distintos periodistas y medios de información de venezolanos confirmaron que Noel “El Chita” Sanvicente dirigiría a la Vinotinto y que su nombramiento se haría oficial el jueves 17 de julio de ese mismo año. Esta decisión llega después de que el 11 de octubre de 2013 el antiguo Director Técnico César Farías dirigiera su último partido y luego de que Manuel Plasencia ocupara ese puesto en condición de interino ante Honduras para un partido amistoso. La elección de confirmarse surge tras distintos rumores que vincularon a varios entrenadores, tanto locales como pocos extranjeros.
Números importantes e históricos, ¿no es así? Pero como DT de la Vinotinto no ha tenido mucha efectividad como en el torneo local.

Una vez al mando de la selección implementó un sistema de juego en el que no muchos estuvieron de acuerdo; el juego defensivo y a los pelotazos largos en la línea de lo hecho en los 80s donde el futbol no era lo bastante perfeccionado como hoy en día. Pese a la mal racha, “El Chita” siguió con su sistema rotando varios jugadores y posiciones en el proceso. Pero aun así, no dio resultados y esto creó una serie de desacuerdos entre el DT y los jugadores.

Pese a los resultados y malos comentarios de la directiva de la FVF, los jugadores levantaron un acta pidiendo la renuncia de dicha directiva.
Ya estamos a estas fechas topes para el centenario de la Copa América y siguen siendo los mismos que empezaron. Aprendiendo a trabajar bien en equipo y dejando el nombre de Venezuela en alto. Como venezolanos, no dejamos de soñar que nuestra selección nos lleve a un Mundial de mayores. Es una meta por cumplir.
Lo malo de esto es que mientras la Vinotinto no vaya a un Mundial, las autoridades competentes no se tomarán el deporte enserio. Mientras nuestro fútbol siga lleno de una federación y unos federativos que desvían los recursos, donde los campos y estadios no son dignos de dicho deporte, donde el salario de los jugadores sea mediocre y mientras exista gente como ésta, seguiremos un peldaño abajo de las demás selecciones. A pesar de todo, sabemos que los venezolanos somos “echados pa´lante”, como se dice en nuestro argot popular, y hay varios jugadores dándole duro en el extranjero, que son reconocidos y postulan en las lista de los mejores del mundo. Sin embargo, seguimos en una crisis que crece cada vez más y mientras siga la ineptitud de la directiva de la FVF, seguiremos dudando sobre las intensiones de tomar al futbol más en serio.


“No me juzguen por escribir lo que pienso; sólo digo la verdad desde mi punto de vista, ya que así lo ven, Kent”
          Kent Brockman.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: