Zona Cafetera: América, ¿por qué tanta ingratitud para tus ídolos?

Este artículo es de la autoría de Yeison Plazas, como todos en esta categoría.

“A veces el ídolo no cae entero. Y a veces, cuando se rompe, la gente le devora los pedazos.”

-Eduardo Galeano.

Quiero ser bastante sincero frente a este tema: hay equipos que odiaré siempre por el trato que les dieron a sus referentes y uno de ellos es el Real Madrid. Cuando escuché las noticias de que Raúl e Iker Casillas se iban de los merengues y las formas de sus “despedidas”, fue un golpe a mi corazón y éste se rompió en mil pedazos y desde allí le deseo todo el mal del mundo a este equipo.

 

Simplemente porque en mi diccionario personal, la palabra INGRATITUD nunca estará, y cuando se notificó hace unos días y leo ese comunicado cobarde, mal hecho y frio, por parte de las directivas de América, sentí eso mismo cuando pasó en lo citado anteriormente. Hay una diferencia, a los Diablos Rojos los amaré siempre, con o sin Tecla, con o sin Battaglia, con o sin Fabian Vargas o el mismo Ferreira y Ramos. La institución estará y ello es más importante que un jugador.

Pero lo que indigna es el trato, la cobardía por parte de Tulio Gómez y Hernán Torres frente a este tema, de evadir a todo momento cuando se les pregunta el tema de Tecla. Incluso el presidente de los Rojos, en palabras textuales de la semana pasada, dijo que hasta el viernes se sabría la situación de Farías, entre titubeos, inseguridad y un rostro evasivo.

 

Mientras tanto, Tecla, como todo profesional a pesar de su lesión, entrenaba en Cascajal, fue el primero en llegar a la concentración, con la ilusión de seguir y cumplir su promesa retirarse con la roja puesta.

La historia sería otra, el día martes 20 de junio, una fecha que no se olvidará tan fácil, a las 9 de la noche América confirma su salida. Una que se venía rumorando desde semanas anteriores, y hacían ver los rumores fuertes con la llegada del “Queso” Fernández.

Yo respeto al presidente de América. No dudo su honestidad, ¡pero esta vez se equivocó! No escuchó a los hinchas, el clamor de nosotros de dejarlo, a la voz de este pueblo, que respeta tanto a Tecla. Nos heriste y esto va costar en las entradas al estadio. Porque nosotros, LOS HINCHAS, no aceptamos estos gestos. Ya pasó con Juan Manuel Battaglia, con lágrimas en sus ojos en el año ‘89 les rogó a las directivas de ese entonces, dejar defender la casaca y retirarse acá y recibió un ¡NO! como respuesta.

 

Fabián Vargas rogó jugar con nosotros en la B muchas veces y tenía condiciones para hacerlo, pero ustedes le dijeron ¡NO! Paulo Cesar Arango espera otra oportunidad y ustedes dicen ¡NO!, a todos los que aman este equipo los rechazan sin piedad.

Otra parte de la fanaticada es tan desagradecida que se refieren al Tigre Castillo de traidor por errar el penal que nos mandó al infierno, pero no recuerdan sus gestas. Es más, un periodista Valverde, irresponsablemente y por vender su libro América el regreso de un grande, afirmó que este pidió una suma de dinero extra, para jugar bien y no permitir el descenso de los diablos rojos.

 

Pero jugadores sin alma, a esos les abren las puertas. A los Yorleys, Monsalvo, los Tardelis Peña, los españoles, un par de brasileros, entre otros más; desconocidos sin ritmo los reciben, e incluso se atreven a decir que van a dejar todo por la camiseta, y los resultados después del tiempo es ¡nefasto!

A Tecla nada le recriminaré. Es más, les dejo una frase que escribí en un artículo en el día del ascenso: Analizando con detenimiento, en el mismo arco de “Aquel 19” centro de Lucu, y Tecla la para con el pecho y sin dejarla caer GOLAZO, de crack, muy parecido al de Lugo para sentenciar el primer campeonato del Rojo. Abrazos aquí y allá. Lágrimas de todos. Se estaba acabando esta tortura. Se me vinieron las lágrimas, porque Tulio y Torres lo sacaron, pero para nosotros, los hinchas, jamás saldrá de nuestro corazón.

Yo reconozco que cuando se dio el fichaje de Tecla en el 2015, no le tenía fe, es más lo critiqué, porque su presente no era bueno, pero el con cada gol y entrega se encargó de callarme, y se ganó mi cariño por siempre.

Tecla, querido: espero que no tengas rencores con el club, entiendas que esto es el fútbol, pero tu gente siempre estará detrás de ti. ¡Gracias por tanto!, que tengas un futuro lleno de gloria, y puedas retirarte con tu amado Estudiantes y le demuestres a todos que aún tienes fútbol.

Para América: ojalá esta decisión no nos pese, pero hay que replantear el trato que se le da a los ídolos y los héroes.

Para que la hinchada perdone esto, va ser algo difícil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: